RESPETO: Es un derecho inalienable de todo ser humano. Reconocemos nuestra individualidad y valoramos la de los demás.

SOLIDARIDAD: Extendemos la mano voluntariamente a quien lo necesita, sintiendo como algo propio el sufrimiento de nuestro prójimo, permitiéndonos crecer como personas íntegras.

RESPETO: Es un derecho inalienable de todo ser humano. Reconocemos nuestra individualidad y valoramos la de los demás.

RESPONSABILIDAD: Hacemos lo que tenemos que hacer en el momento oportuno, sin que nadie nos lo recuerde y asumimos las consecuencias de nuestras decisiones.​

Formamos personas felices e íntegras, con conciencia social y capacidades para triunfar.

Formamos personas felices e íntegras, con conciencia social y capacidades para triunfar.

Educamos y formamos jóvenes competentes, responsables y de servicio.

VERDAD: Hablamos y actuamos de manera coherente con nuestra conciencia y nuestras convicciones personales, siendo auténticos y valientes.

Educamos y formamos jóvenes competentes, responsables y de servicio.

 
 

El  teatro escolar es una actividad artística que se desarrolla a través de juegos y actividades individuales y colectivas, ideales para ayudar a  niños y jóvenes a desarrollar  su creatividad, imaginación, expresión verbal y corporal,  estimula su capacidad de memoria y su agilidad mental, promueve el conocimiento y control de emociones.

 Hacer teatro  aumenta la autoestima, promueve el  respeto, la convivencia, la tolerancia, la disciplina y la constancia. ,

El teatro escolar  no promueve la idea de  ser actor,   los niños y jóvenes  juegan a crear, inventar y aprenden a participar y a colaborar con el grupo, culminando el proceso en una puesta en escena presentada al  público.